images-2

Por Martín JARAMILLO/

Ante la alerta lanzada a nivel nacional por la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios, COFEPRIS, en el sentido de la advertencia de no expedir medicamentos que contengan la sustancia raniditidina, debido a que esta tiene sustancias que ponen en riesgo la salud, los farmacéuticos de la localidad han comenzado a retirarlos de los anaqueles.

 

Santiago Puga Rodríguez, delegado de la Unión de Propietarios de Farmacias de la República Mexicana, UPROFARM, dijo que de hecho la comisión en el estado ha estado haciendo notificaciones a los farmacéuticos locales con la finalidad de que ya no expidan estos medicamentos.

 

Señalo que el procedimiento que están haciendo es regresar dichos fármacos a los mayoristas para que estos a su vez los regresen a los laboratorios y se realice su destrucción, asegurando que los dueños de las farmacias no pierden por que los mayoristas se los toman en cuenta.

 

Destacó que de hecho hay propietarios de farmacias a los cuales no les ha sido notificado el retiro de dichos medicamentos por que esto está siendo paulatino, sin embargo, por propia voluntad están haciendo el retiro del medicamento ya que se ha informado de los estragos que este hace a la salud.

 

  • enlaces