desde esta

Hacia buen raro que no me paraba en un evento político. Fui testigo del Primer Informe de Américo Villarreal Anaya, como senador de MORENA. Me dio la impresión de que estaba en un evento priista; pero además, ahí, me topé con personas que nunca imagine andarían en este tipo de eventos, entre ellas a mi maestra de primer año de primaria (la que me enseñó a leer y a escribir). Fue un evento de reflectores políticos.

En principio es de Victoria y sorprende que lo haga en Tampico; por otra parte, dio la impresión que Guadalupe Covarrubias, su par en el Senado, fue casi de relleno: si bien ambos presentaron un video introductorio, Guadalupe no entrego, vamos pues, ni una hoja impresa –fotocopia- de sus actividades como legisladora: ¿será discriminación o carencia de recursos económicos?

INFORMES POLITICOS.

No le podemos pedir peras al olmo. Por eso, siempre en los informes de los políticos hay un déficit: dan a conocer lo que, según ellos, hicieron de manera correcta y no son capaces, en autocritica, asumir errores o fallas. Por lo regular presumen, hasta lo que no hicieron, pero es parte del conjunto. Magnifican acciones y abusan de comparar antes y el después. En este caso, Américo y Guadalupe, presumieron en conjunto las acciones del Senado.

Un Informe, sea del Presidente, del Gobernador o en este caso de un Senador, busca tener un impacto y ser escaparate para una socialización política. En este caso, da la impresión, el escaparate fue para Ricardo Monreal, líder de Senado, así como para Yeidckol Polevnsky Gurwitz (Citlalli Ibáñez Camacho), líder nacional de MORENA, que acapararon reflectores por el bautizado abrazo de Tampico: dicen que son amigos, lo creerán quienes los conocen.

AMERICO Y SU INFORME.

Ambos senadores en principio presentaron un video: se notó la diferencia en la producción, tanto en calidad como en contenido. Fue mejor el de Américo Villareal: primero presenta una visión del potencial de Tamaulipas; y en la parte final hace notar su relación con el Presidente AMLO; de como este, en eventos de campaña, pondero su amistad con su padre, haciendo énfasis que continuara con la tradición de representar y gobernar a Tamaulipas.

Américo no es un orador, ni da la impresión de querer aprender. Su presentación, en el micrófono, mostro que puede leer un texto; pero no que puede entusiasmar, emocionar, a un auditorio. Pero eso si, mostro capacidad de organizar el evento; cuando hablaba de un tema, los mencionaos, se levantaban, mostraban pancartas o mantas de identificación o de porras… como el caso de la paraestatal Hules Mexicanos que demandan la participación accionaria de los trabajadores, no saben dónde esta

EXPECTATIVAS POLITICAS.

En este momento, quiérase o no, el mejor capital que tiene MORENA en Tamaulipas es Américo Villarreal; él lo sabe, sin embargo, tengo la impresión que no hace lo suficiente para consolidar, fortalecer, ese capital: gano, sin la menor duda, por el poco capital que le heredo su padre y por la remolcada de AMLO. Para una candidatura a la gubernatura eso o es suficiente: si es político, que quiere poder político, tiene que parecer político.

Hasta el momento Américo ha cumplido, digamos burocráticamente, con su trabajo de senador: le falta el político: vincularse más, más y más, con la población, con sus distintos grupos sociales, de tal suerte que al socializar con más tamaulipecos crezca su capital político; tiene que modificar, vamos pues, su actitud hacia la gente, ser más sociable, más sonriente, de otra manera aleja a la gente, incluso hasta quienes lo conocen.

PRESENCIA POLITICA.

Sin la menor duda el evento fue un éxito por la capacidad de convocatoria, incluso tuvieron que ampliar el salón. La presencia de Ricardo Monreal, líder del Senado, como de la lideresa nacional del partido, es ganancia pura; se incluye, además, la presencia de Rodolfo González Valderrma. Además estuvieron 14 senadores; y varios alcaldes, como Adrián Oceguera, Madero; Maki Ortiz, Reynosa (PAN), así como Luis Lauro Rodríguez, de Guemez y Olga Lidia Hernández de Cruillas… sin olvidar a su familia, como Graciela Guerra, mi maestra de la escuela.

Vale mencionar que, además de la presencia de los trabajadores de los trabajadores de Hules Mexicanos, se pudo identificar a otros grupos presentes, maestros y en especial de tres grupos: Me canso ganso, de Matamoros; Transformación democrática como Manos Unidas de Tamaulipas A.C. Destaco, además, la presencia de la UGCM (Unión General de Obreros y Campesinos de México. No se notó, o no hubo, presencia del FAT (Frente Amplio de Tamaulipas), aunque si estuvo presente Francisco Hernández Montemayor.

  • enlaces