vortice

El gobernador del estado de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, se erigió el pasado fin de semana no solo en el gran ganador de la contienda electoral en el estado sino el ganador indiscutible en todo el país, ya que ninguno de sus pares en funciones presentó números tan gananciales como él.

De las seis entidades donde hubo elecciones, Aguascalientes, Durango, Baja California norte, Quintana Roo, Puebla y Tamaulipas, solo el tamaulipeco logró sostener para sí la totalidad del estado dando muestras de tener bajo control la entidad y no cediendo más que un solo distrito a la oposición.

Los números de Tamaulipas ya los sabemos gana casi todos los distritos el PAN con un muy amplio margen y el que pierde que es el distrito 11 de Matamoros, lo pierde con un margen muy reducido, lo que habla de la capacidad de convencimiento y de satisfacción que tiene su gobierno en la entidad,

En el caso de Puebla donde solo se jugaba la elección de gobernador los resultados ya los conocemos, un triunfo inobjetable de Barbosa por parte de MORENA contra Enrique Cárdenas contendiente por el PAN, donde los morenistas luego de haber peleado con uñas y dientes esa entidad se quedan con ella.

En Baja California norte, que dicho sea de paso fue el primer estado que gobernó el PAN hoy va a manos de MORENA y prácticamente borraron del mapa a los panistas pues los cinco municipio9s que conforman la entidad los gana la coalición MORENA-PVEM-PT, siendo Jaime Bonilla el ganador y dejando sembrado en el camino a José Oscar Vega Marín del PAN como segundo lugar.

Durango podría decirse que están divididos los municipios pues si bien es cierto avanza el PÁN obteniendo 2 ayuntamientos solo y 16 con la coalición conformada con el PRD, se lleva sin coalición la capital del estado, pero en la zona serrana como Tepehuanes divide fuera con el PRI, partido que por cierto sigue predominando en la zona de La Laguna duranguense.

En Quintana Roo, donde se eligieron diputados al congreso local la coalición MORFENA -PT-PVEM, se llevaron 11 de las 14 diputaciones en disputa, quedando solo 3 diputaciones para el PAN que jugó en coalición con el PRD y Encuentro Social, ahí tampoco le fue nada bien al PAN.

El caso de Aguascalientes, el PAN tuvo importantes triunfos como la capital y Jesús María, los dos municipios más poblados logrando en total la conquista de 5 alcaldías mientras que el PVEM logra dos y los demás partidos una por partido.

Así el panorama podemos decir que hoy por hoy el único de los gobernadores panistas que puede levantar la mano para contender por la presidencia de México en el 2024 es Francisco Javier García Cabeza de Vaca, por que ha demostrado saber manejar su estado, tener a sus electores satisfechos y ratificar los triunfos electorales del 2016, 2018 y ahora 2019, son tres elecciones contundentes que ha ganado el gobernante tamaulipeco.

Y si a derecho de levantar la mano vamos, quién tiene todo el derecho, el poder y la capacidad para levantar la mano a ser el sucesor de Cabeza de Vaca es el secretario General de Gobierno, Cesar Augusto Verástegui Ostos, quién en las tres elecciones antes mencionadas ha cumplido al pie de la letra con la encomienda y ha sacado adelante y sobrado el trabajo.

Lo dicho por Marko Cortes en el sentido de que Xicoténcatl es el referente panista de Tamaulipas y hasta de México tiene sus connotaciones y una de ellas es precisamente que de esas tierras puede surgir el próximo gobernador de Tamaulipas.

Hasta la próxima

 

  • enlaces