vortice

En mi encierro por enfermedad he recibido varias llamadas de varios buenos amigos, y en una de esas llamadas uno de esos amigos me preguntaba ¿quién ganaría la elección a diputado local? Luego de meditarlo un momento le contesté, sin duda Sonia Mayorga, bromeando me dijo, te está ganando el sentido de amistad con la líder de los cañeros, a lo que aduje, no ese sentimiento lo hice a un lado antes de hacer un análisis serio, y vino la siguiente pregunta ¿Por qué dices que va a ganar?, y mi respuesta es la siguiente:

Sonia va a ganar no por el partido que la postula, tampoco por la campaña publicitaria más contundente, va a ganar por la raigambre, porque hay reconocimiento pleno del pueblo a su persona, porque al trato es sencilla y no tiene poses de diva o de sabelotodo como muchos políticos, porque cuando te saluda sientes que te está saludando alguien  que pone el corazón en la mano y no alguien que te está haciendo el favor de saludarte.

Y el análisis va más allá, supongamos que hay competencia y que Javier Villarreal pudiera dar la pelea, ¿Qué confianza inspira una persona que no puede arreglar los problemas al interior de su casa?, por más que se haya publicitado una foto de Javier con Refugio Espriella, la foto no significa nada si el médico no acerca su capital político al candidato externo, pero además faltan más a los que no han sumado, no se han dignado ni a llamarles, como es el caso de Jorge Salomón González o Julio Hernández a quienes no ha sumado, tampoco se ve en sus recorridos a la candidata plurinominal en el número uno de la lista Guillermina Medina Reyes, es decir hay mucho trabajo doméstico por hacer y a nadie le debe importar más hacerlo que a Javier y su equipo.

El lado del PRI realmente está para llorar, tienen presidente del comité municipal de lujo, bien echado para adelante y que no se raja, una secretaria del comité municipal bien chambeadora que le encanta el trabajo en territorio, tienen a un dirigente del MT que no se cansa y siempre anda buscando apoyos al partido entre los votantes, un coordinador de campaña de lujo, pero lastimosamente tienen un pésimo candidato que en su currículum ofrecía más que en lo personal, no ha despegado, no hay manejo de redes sociales y el que hay es muy torpe y el manejo de medios es totalmente nulo, es decir a Bruno si le pueden parodiar lo del perro Bermúdez de la Cerna, “la tenía, era suya, pero la dejó ir”.

Quién puede dar una batalla ideológica es el candidato del PT Alejandro Jiménez López, quién es un buen candidato, asume bien su papel en la izquierda, tiene vastos conocimientos de la problemática, sobre todo del campo, en el distrito, lástima que el muy modesto partido que lo postula no le permite llegar a más, por lo que su mensaje le pudiera dar para alcanzar un tercero o cuarto lugar, paradójicamente este personaje va en ese lugar en la lista plurinominal de su partido que con un poco de suerte pudiera entrar al congreso.

Yelile García Cobos, postulada por el Movimiento Ciudadano lleva buen paso, no el suficiente para alcanzar a la puntera y ella lo sabe, pero si lleva buena cosecha de simpatías, suficiente para hacer un papel digno en las elecciones del próximo dos de junio, lo que redundará en buenos números para quienes manejaron esta elección pues van a rescatar un partido que en lo local lo encontraron más que en ruinas.

Quiénes son candidatos a la pérdida del registro en lo local son los del Partido Verde Ecologista de México, su candidata Perla Franco es conocida solo en Facebook, en su colonia y en la escuela donde ella estudia, pero de campaña es nula, basta entrar a la página de Facebook del Partido Verde en Mante, donde se da cuenta de dos o tres visitas relámpago a ciertos lugares esto en 21 días de campaña.

Todas estas son las causas por las que; sin pasiones, sin sentimentalismos, y si con todo el análisis en las manos, podemos decir que sin lugar a dudas Sonia es con mucho la futura diputada por el distrito 17 de Tamaulipas, podemos asegurar que de aquí a los 27 días de que se lleven a cabo los comicios no hay enemigo al frente.

Hasta la próxima.

 

  • enlaces