desde esta

Ayer coincidieron dos noticias sobre Tamaulipas: la primera es que el próximo domingo estará en Madero el Presidente AMLO. Según la versión del superdelegado José Ramón Leal Gómez, estará en Madero y hará anuncios sobre la modernización de la refinería y, además, sobre los programas sociales que van a aterrizar en Tamaulipas; la otra noticia tiene que ver con MORENA: se convoca a una conferencia de prensa para este martes, con la presencia de la Comisión de Elecciones, que rendirá un detallado informe.

Ambas noticias tienen un fuerte impacto en Tamaulipas. Por un lado, el grueso de la población está esperando, con ganas y ansias, que la 4T llegue a Tamaulipas y que ya se refleje en los hogares, puesto que las palabras no alimentan el cuerpo; y, con la otra noticia, se espera, se confirme que MORENA se la rifa con morenistas de hueso colorado… con todo y que, en el escenario, sus candidatos no tienen “capital político”.

PRESIDENTE Y GOBERNADOR.

Para el evento del domingo, se entiende, la lógica y el protocolo del gobierno es que estén presentes las autoridades tamaulipecas, encabezadas por el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Reactivar, modernizar o reconstruir la refinería no es cualquier cosa y la inversión será cuantiosa. El petróleo es parte esencial de la política de la 4T y, por lo tanto, no se puede sustraer a Tamaulipas en este entorno. La cuestión es, habrá diplomacia o, nuevamente, habrá rozones.

La última vez que AMLO estuvo en Tamaulipas fue en Reynosa, para dar a conocer el plan económico de la frontera; y ahí, si hacemos caso a los videos que se difundieron, el gobernador García Cabeza de Vaca fue abucheado. Y, por otra parte, también es conocido que nuestro gobernador puntea entre los gobernadores de su partido como un contrapeso al Presidente AMLO. Así, tierras tamaulipecas, será un escenario para una nueva confrontación de proyectos y propósitos.

MORENA PARA LOS MORENOS.

Todo hace indicar que en la conferencia de prensa Marcos Carlos Ruiz Martínez, el delegado de MORENA, podrá levantar la voz y, quizá en su mente al escritor Taibo y su expresión de que se salió con la suya. No hay indicios de que pueda suceder otra cosa. Lo cierto, incuestionable, es que su llegada convirtió a MORENA en un partido de bajo perfil en dirección a la próxima elección de diputados locales.

Victoria es la capital y, por lo regular, la caja de resonancia. Pero en este momento se recuerda a MORENA únicamente por las expresiones en las redes sociales de Enrique Yáñez así como en la postura de Aníbal Martínez; ambos, uno Morenista y el otro externo, se quedaron en la raya de ser candidatos. Eso, sin embargo, no les quita el ánimo y siguen haciendo talacha. Aparte de ellos, creo que nadie más hace ruido, mantiene a MORENA en el ánimo de los ciudadanos y electores. La dirigencia no quiere mover las aguas.

EL GUASON HACE TALACHA.

Héctor Garza González, para los amigos El Guasón, y que actualmente se desempeña con Oficial Mayor de la SEP, tiene la puesta, la mira, en la gubernatura de Tamaulipas. Y es que otros, como Américo Villarreal Guerra, ya se entretiene con su chamba de senador; en tanto que Rodolfo González, ocupado en RTC, solo se da sus vueltas a Tampico algunos fines de semana. Garza González ya ni cubre las apariencias en su afán de hacer imagen pública.

Se da sus escapadas y en las redes sociales se ventila la información. Así, por ejemplo, recientemente estuvo en una escuela media superior; también, hace un par de meses, se reunió con un grupo de amigos en la capital; y, más recientemente, se entrevistó con un editor capitalino. Anda, como quien dice, paso a pasito, construyendo una imagen, una presencia, por aquello de lo que se ofrezca en la elección del 2022.

PROSPECTIVA DEL PODER.

La elección del 2019 será determinante para la elección del 2020: ¿Para quién será la gubernatura? ¿MORENA será capaz de ganar el Congreso Local? De lograrlo, tendrán un alto porcentaje de quedarse, en el 2022 con la gubernatura. Controlando al Congreso, hagan de cuenta que le quitan expectativas a la extensión del poder que ambiciona Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Eso, entiéndase, es lo que quiere AMLO; la cuestión, en todo caso, depende no de AMLO, pero sí de MORENA, de sus candidatos y del electorado.

  • enlaces