vortice1

La muerte de quién estuviera al frente del ejecutivo de Puebla, Martha Erika Alonso,  y del senador por este estado Rafael Moreno Valle, ha sido usada de manera descarada y poco moral por parte del partido que los postuló, Acción Nacional, quienes aun con las cenizas sin sepultar, ya estaban peleando el poder, se dijeron perlas tales como que por solidaridad con la desgracia deberían poner a un panista como gobernador interino, o que MORENA no debería de competir por la gubernatura.

Ahora el PAN sigue con este tipo de acciones con las que busca mantener caliente el tema por lo menos hasta que se nombre gobernador interino o se emita la convocatoria por parte de la autoridad electoral para una elección extraordinaria para gobernador.

Los panistas, siguen gritando a voz en cuello que quieren una investigación a fondo y creíble sobre lo que sucedió con el helicóptero que se desplomó 10 o 15 minutos después de haber despegado de Puebla, sin embargo, no han presionado al encargado de despacho del gobierno de Puebla, el mismo que era Secretario General de Gobierno de Martha Erika Alonso, dudas que no han sido despejadas y que son exclusivos del fuero común o administrativo del estado.

Por ejemplo, ¿por qué si la empresa de taxis aéreos en los que murieron ambos políticos era proveedor tradicional del gobierno del estado, en la administración recién entrante fue dado de baja?, ¿tienen idea del por que los hermanos Torre, buscan eliminar toda información en las redes y en internet sobre su empresa de taxis aéreos responsable del accidente?, ¿Cómo taxi aéreo debería de proporcionar a sus pasajeros un seguro del viajero, este fue cobrado o simplemente se dejó pasar?, ¿Por qué en todo lo expresado por el gobierno del Puebla y el PAN de Puebla, buscan acusar al gobierno federal y no asumen las responsabilidades propias?

Como ve amable lector existen muchas dudas al respecto, de ahí que se tiene la perspectiva de que se ha hecho de lado la desgracia moral de la pérdida de dos poblanos y se ha privilegiado el querer mantener el poder a toda costa a favor del albiazul, de hecho, esa era la consigna en la ceremonia luctuosa a ambos personajes, donde todo se fabricó con la finalidad de agredir, endosar la culpabilidad y tratar de ultrajar la imagen del ejecutivo nacional.

La ceremonia de marras fue diseñada con cuidado por los panistas, el único orador Luis Banck Serrato, fue instruido para pronunciar un discurso incendiario, en el que un solo responsable es el de la desgracia, el gobierno federal, y prueba de ello fueron las arengas a grito pelado por parte de quienes asistieron al evento que fueron en su totalidad militantes del PAN y del PRI, quienes buscan copar a toda costa a MORENA de llegar al poder poblano.

La población común y corriente del estado no fue invitada, es más no tenía la mínima posibilidad de asistir al funeral, los invitados ya estaban enumerados y sobre todo ya tenían establecidas las arengas que deberían de pronunciar en caso de presentarse Andrés Manuel López Obrador.

Este lunes nuevamente el PAN ahora en su sede nacional realiza un evento de homenaje a la pareja Moreno- Alonso, y nuevamente el discurso se vuelve a desempolvar, exigir al gobierno federal que haya una investigación profesional, creíble e imparcial sobre la desgracia, mientras en declaraciones a los medios de comunicación, su presidente Marko Cortez, asume que MORENA no debe de participar en dicha contienda.

¿Sabrá el PAN que con esta petición intenta violar la ley electoral y la constitución? Y van más allá al señalar que Miguel Barbosa Huerta, no debe ser candidato a la gubernatura por ese partido, situación que estaría violando sus derechos como ciudadano mexicano consagrados en la constitución mexicana, es decir que por la lucha del poder se puede hasta fingir demencia e ignorancia.

Hasta la próxima

 

  • enlaces