vortice1

La visita este miércoles en Mante de René Juvenal Bejarano Martínez como dirigente nacional de un movimiento denominado “Movimiento Nacional por la Esperanza”, sienta un mal precedente en el interior del partido político Movimiento de Regeneración Nacional, al cual inevitablemente pertenecen estos señores.

Sucede que aun no llegaba a este municipio el dirigente nacional quién hizo gira por Tampico, González y Mante, y justo antes de ellas a este municipio ya se estaban diputando la titularidad del movimiento en la localidad, pugna entre el médico Refugio Espriella Domínguez y el exregidor por el PAN, Anselmo Salazar, quienes competían por ser los ungidos en un movimiento que no quedó el todo claro para que sirve.

En este movimiento en el que hay muchos generales y poca tropa, hasta el desaseado manejo de los medios de comunicación quedó evidenciado, pues mientras que Refugio Espriella se colgó de redes oficiales del Gobierno del Estado para hacer su convocatoria a medios de comunicación, un Alejandro Valladares hizo lo propio desde la capital del estado, pero convocando y presumiendo que se ha manejado información suficiente en ola localidad cuando nadie sabe de que se trata este movimiento.

Lamentable es que esta asociación, contrate gente como Alejandro Valladares, quién fue el eterno comunicador de Enrique Cárdelas del Avellano, y que luego cambió de camiseta al PAN y ahora pretende hacerse moreno, cuando todo mundo conoce cual es su verdadera función, el dinero fácil, y lo peor, que no está enterado de como se mueven los medios de comunicación en cada uno de los municipios.

En síntesis, René Bejarano fue engañado en Mante, nadie conoce su movimiento, la poca gente que estuvo ahí en las oficinas del movimiento es la que siempre a movido para MORENA, el médico Espriella, si su apuesta es para sacar figuras para la diputación local, se va a topar con pared al encontrar que n o hay quién tenga peso para ser candidato.

Mientras tanto el médico y senador suplente, Faustino López Vargas, si en verdad tiene aspiraciones serias al gobierno del estado como ha trascendido en distintos frentes al interior de MORENA, debe alejarse de personajes que pseudo manejan prensa como Alejandro Valladares, quién en otros tiempos fue déspota y altanero con la gente de medios de comunicación y eso no se olvida.

El Movimiento por la Esperanza en Mante, no existe, no hay trabajo de campo, se salen a las colonias a preguntar si han sido visitados por brigadas de este movimiento les van a decir que no, que nadie les ha hablado de este movimiento, no se sabe para que fue hecho este movimiento.

René Bejarano, el señor de las ligas, habla de gestionar apoyos, gestionar obras tener la posibilidad de que esto sea cierto por la cercanía con el gobierno federal y eso está bien, pero en Mante nadie fue capaz de acercarle un papelito diciéndole que obras requiere el municipio para salir adelante.

A los protagonistas locales se les cerró el mundo y pudieron haber coronado la conferencia de prensa haciendo un pronunciamiento de que van a insistir en el gobierno federal sobre la terminación de la carretea Tampico-Mante-Tula- San Luis Potosí, que metería al municipio de nueva cuenta en el paso carretero de carga, pero ni una sola palabra si dijo al respecto.

En suma, al parecer a quienes encabezan el Movimiento por la Esperanza en Mante la única esperanza que les mueve es hacer grilla, apañar cargos políticos y que al pueblo se lo lleve el carajo.

Hasta la próxima.

  • enlaces