vortice1

Esperé con atención y el morbo propio del periodismo el posicionamiento de los partidos políticos antes de la toma de protesta del nuevo presidente de México, esperaba escuchar mensajes más inteligentes, con mayor profundidad y donde los partidos políticos tomaran su papel en el nuevo escenario político e hicieran una oferta política viable, que les permitiera seguir en el ánimo del electorado, pero lamentablemente se reafirma que los partidos, incluyendo a MORENA, están desdibujados ante este nuevo panorama.

El Partido Verde Ecologista de México dejó en claro cual es su vocación la de rémora, la de palero de quién esté al frente del ejecutivo nacional, la de ser aliado de quién esté en el poder y en un coqueteo descarado se aleja de la tutela del PRI para guiñar el ojo a MORENA y hacerse su aliado, en voz de Raúl Bolaños Cacho, dijo que México está listo para la transformación y todos participaremos en la democracia.

Miguel Ángel Mancera Espinoza, por parte del Partido de la Revolución Democrática (si todavía existes a pesar de ellos mismos) dijo que la exigencia es terminar con la violencia, corrupción, impunidad, pobreza y grandes brechas de desigualdad, comprometiendo a su partido a no ser un obstáculo para la transformación del país.

Luego Giovanna del Carmen Bañuelos de la Torre del PT se lanzó con todo a la lisonja al señalar  “Hoy inicia la cuarta transformación” reiterando además que no será una época de cambios sino un “cambio de época”, no, no estoy narrando un cambio de poderes de la época lopezportillista, fue la de este sábado.

Fernando Castañeda, del partido propiedad de dante Delgado Rannauro, subió a la tribuna y también comenzó el coqueteo con MORENA al señalar, “hoy se trata de la hora cero de la cuarta transformación”, además de apoyar la iniciativa lopezobradorista de la Guardia Nacional.

Al llegar el turno de “El Güero” René Juárez Cisneros, lo más loable de su discurso fue que su partido no estaría de rodillas ante el gobi9erno federal, aplaudió la decisión de no regresar a sus cuarteles a los soldados y reconoció el trabajo hecho por Peña Nieto, no sin antes pedirle al ahora mandatario nacional abandonar la idea de la reelección, dijo que después de la elección del pasado mes de Julio, México quedó dividido y agraviado.

Al pasar a la tribuna en representación de su partido el panista Mauricio Kuri González, precisó la necesidad de que López Obrador cumpla con las expectativas y promesas de campaña, tema que al parecer erróneamente el PAN va a tomar como bandera para los siguientes años, y que por cierto es erróneo pues se les puede revertir, de lo rescatable de su discurso pidió reafirmar la unidad y la soberanía nacional ya que vivimos en una República democrática y representativa “donde el voto de la sociedad define su rumbo”.

El discurso de Mario Delgado de MORENA no tiene pies ni cabeza, se transportó el coordinador de los diputados en san Lázaro a los tiempos de campaña y el espacio que era para dar el posicionamiento de su partido lo gastó en elogios al nuevo presidente de México, más que coordinador parlamentario tuvo la función de jilguero de campaña, lo cual no abona en nada a los nuevos momentos de la democracia en el país.

De no ponerse las pilas los partidos políticos a inicios del mes de enero, vamos a tener un panorama, por lo menos en los estados donde habrá elecciones, donde el río revuelto será la ganancia de los independientes que tendrán un panorama propicio, pues la s banderas que están tomando los partidos a nivel nacional ya no las quieren escuchar los ciudadanos.

El PRI trae buen discurso, solo falta que en cada municipio, en cada sección, en cada colonia, encuentre quienes representen realmente los intereses de su entorno, pues con las mismas caras de siempre el discurso se vuelve hueco y sin sentido, mientras que el PAN debe cambiar el discurso de la obligatoriedad de cumplir las promesas de campaña, pues debe recordar que los presidentes emanados de su partido tampoco las cumplieron y lo que es peor mucho de lo que piden que ahora se cumpla fue impulsado desde su redil.

Y aunque, para mala fortuna de ellos, ninguno de los ex presidentes de México emanados del PAN ya se encuentra en sus filas, las acciones de gobierno, buenas o malas, salieron de los postulados que en su momento el albiazul impulsó, y para ello deben de reinventar que propuestas deben encabezar para poder convencer.

De los partidos PVEM, PT, MC y PES si llega a sobrevivir, ya marcaron su rumbo, van a seguir nadando y comiendo de los colmillos del tiburón en el gobierno por lo que los próximos comicios locales en donde haya procesos van a tener un transitar cómodo, mientras que el PRD está más preocupado por salir de terapia intensiva que en los postulados que pueda defender.

A MORENA definitivo, alguien debe de decirle que ya son gobierno, que ya están en funciones de gobierno y que el discurso ya debe cambiar, deben buscar postulados viables para fincar su oferta política por que la imagen de AMLO ya dejó de ser tema de campaña.

Hasta la próxima.

  • enlaces