vortice1

Tal parece que la elección atípica que habremos de celebrar el próximo año en la que por lo menos en Tamaulipas se armoniza una elección federal con una local, a los partidos políticos los a amilanado, salvo el partido en el poder estatal que ha estado moviendo sus piezas para la elección del año entrante, los demás partidos parecen dormidos, no tienen actividad, no hacen nada por recomponerse y lo que es peor se muestran derrotados desde antes de la contienda.

El otrora gobernante y fuerte, Partido Revolucionario Institucional no ha sabido Re aglutinarse, y a pesar de la iniciativa de activos de este partido como es el caso de Alejandro Guevara Cobos en Mante, Edgar Melhem en la frontera y Ramiro Ramos recorriendo el estado, lo cierto es que el partido como institución se encuentra dormido.

Lo peor es que el movimiento individual de estos activos causa escozor en muchos otros, incluso ha habido escribanos oficiosos que afirman que el presidente del PRI Sergio Guajardo Maldonado, debería frenar en el caso de Mante a Alejandro Guevara Cobos y a la presidenta de este partido en el mismo municipio, Guadalupe Acevedo Díaz, pero, ¿en calidad de que Guajardo podría frenarlos?, ¿acaso no es obligación de la presidenta del comité municipal visitar a sus comités seccionales?, ¿acaso el diputado federal no pueden visitar las colonias de la cabecera distrital y llevar apoyos por minios que estos sean?, cuanta falta de información a la hora de escribir.

Y con esto no quiero decir que defienda lo que está haciendo Alejandro Guevara, quién ha sido víctima de sus propias mentiras y el mismo pueblo le está espetando a cada día su falta de compromiso y de cumplimiento a su palabra, pero una cosa es que el legislador esté haciendo una gira tramposa y otra es que legalmente el presidente del partido pueda pararlo.

¿Por qué digo que hace una gira tramposa? Por que aparenta ser él quién se interesa por la presidencia municipal, pero a la luz del análisis podemos decir que lo que anda haciendo es calentando el escenario para en una última vuelta llevar a quién será su alfil para la presidencia municipal, lo más seguro es que si a Alejandro no le dan algo si logre colocarse en algún puesto que le permita estar en el escenario político, y la presidencia municipal de su pueblo no sería el escenario óptimo.

Lamentablemente y para lo exigente que será la contienda, el PRI no cuenta con muchos activos políticos para la competencia, se habla de Julio Portales, posiblemente Reyes Guevara, pero de ahí en fuera no hay nadie más que pudiera levantar una votación aceptable en la contienda del 2018.

Por el lado de MORENA, por la influencia del puntero en las encuestas, las cosas no podrían estar peor, pues la candidatura se la pelean (no es retórica realmente se la pelean), Jorge Salomón González y Pedro Castillo Ríos, el primero de ellos iría por su tercera contienda electoral buscando la presidencia municipal, una por el PRD  y esta sería la segunda por MORENA, y Pedro Castillo, quién es más identificado en el lado de la locución no tiene absolutamente nada que hacer en el campo político.

Ambos personajes apuestan a que la inercia del voto por Andrés Manuel López Obrador los llevará de forma automática a la presidencia municipal, lo cual no es así, el personaje en el plano nacional si influye en el elector, pero quién aspira a la presidencia municipal tiene que hacer su trabajo para que el elector lo relacione con el personaje nacional.

La anunciada salida ayer domingo de Marco Antonio Castillo Ávalos del Partido Verde Ecologista de México, deja en muy mal estado al partido del tucán en el municipio, toda vez que este personaje no solo supo hacer equipo, sino que al equipo le puso su propia marca, por lo que por lo menos los 200 activos que tenían en la localidad se van con él a buscar otro sino, lo que obligará a Pato King a iniciar de cero el partido en Mante.

Y qué decir del PRD o el PT en Mante que no existen y solo saldrán a la luz pública una vez que tengan candidato mientras simplemente estarán en la comodidad de las sombras para no gastar ni energías ni presupuesto, y como es lógico saldrán a buscar sostener su registro para seguir gozando de las prerrogativas.

A manera de colofón diremos que, si el PAN no amarra de una vez por todas a Mateo Vázquez Ontiveros en la candidatura a la presidencia municipal, corre el riesgo de perderla con cualquier partido, pues es el único personaje que ha estado haciendo las cosas de manera correcta permeando en la sociedad y con trabajo además discreto.

Hasta la próxima

  • enlaces